—No esperes que el tiempo te cure si la espina aún sigue clavada—


Aprende a sacártela escarbando en los 5 NIVELES DEL SENTIR para liberarte del dolor en que estás sintiendo y ayudarte a resolver los conflictos que vives con los demás!

  • Lo que sentimos siempre es el espejo de lo que pensamos…

  • Pensamientos constructivos generan buenas emociones…

  • Pensamientos destructivos generan desagradables emociones…

Cada quien genera constantemente pensamientos emocionales que vienen de su actitud y rigidez de pensamientos y sistemas de ideas, por eso todos debemos entender que lo que sentimos lo elegimos nosotros mismos y no los demás.

Al ser incapaces de ver la misma situación de maneras distintas se puede incurrir en situaciones de experiencias desagradables emocionalmente hablando.

Estar constructivo o destructivo es nuestra propensión de acuerdo a si tenemos un nivel de energía alto o bajo, en cuyo caso estará ligado a nuestros hábitos personales y a nuestra habilidad para empoderarnos a nosotros mismos con nuevos ángulos de mira.

Por eso afirmamos que de sentir algo incómodo, el responsable sin duda es uno mismo.

No es apropiado entonces comunicar nuestras emociones a otra persona como si fueran culpa suya y sin haberlas procesado por completo nosotros mismos antes, pues estaríamos comunicando una verdad a medias con pocas posibilidades de generar algo bueno en respuesta.

Este ejercicio consiste en escribir con el comienzo de estas frases todas las que podamos improvisar y escribir hasta que vayan apareciendo frases que detonan emociones y de esa manera podamos adquirir una mejor perspectiva sobre “qué nos pasa” realmente porque las emociones suelen amontonarse en “capas” a veces contradictorias entre sí, que hay que aprender a “pelar” para poder ver el fondo del asunto.

Entender cómo se forman esas capas nos permite la libertad de pensar más formas de ver la misma situación y generar soluciones adecuadas cuando surgen conflictos de intereses, diferencias de opiniones o diferencias de preferencias.

Si tienes un conflicto interior o uno con otra persona este ejercicio puede ayudarte a resolverlo tomando consciencia de tu parte primero. Por favor no intentes comunicarte con la otra persona antes de haber tocado las emociones en ti que corresponden a cada capa… si te quedas atascado en las fases iniciales puede ser que no ves que estás culpando a otros del problema, insiste en buscar tu situación real.

Este ejercicio debe ser hecho de manera individual y privada hasta haber vivido una catarsis completa en todas las fases antes de poderlo compartir lo descubierto con otros. Solamente al haberlo completado podrás intentar compartirlo con otros a manera de “tu película experimentada”. Date cuenta que hay en todo esto muchos elementos subjetivos que están limitados por nuestra capacidad de percepción y no determinada por una experiencia objetiva. Por lo mismo no debes intentar usar lo que descubras como justificación ni medio de coacción para provocar cambio en la otra persona, sino como medio para comprenderse mejor mutuamente, y buscar juntos soluciones a sus diferencias que incluyan el bien de ambos, asumiendo en todo momento la responsabilidad propia en torno a lo que se siente.

Instrucciones:

Escribe sin pensar todas las oraciones en que puedas construir usando el comienzo de cada oración que se sugiere en cada fase (¡no pares hasta que no puedas pensar en nada más!) antes de pasar a la siguiente:

NIVEL 1: ENOJO, culpar y sentir resentimiento

Odio cuando….

Me pone furiosa(o) cuando…

Me tiene harta(o) que…

Estoy cansada(o) de…

Me resiente que…

NIVEL 2: DOLOR, tristeza y desilusión

Me lastima que….

Me duele que…

Me pone triste que…

Me siento terrible por…

Me siento herida porque…

Me siento decepcionada porque…

NIVEL 3: MIEDO e inseguridad

Tengo miedo de que….

Me asusta que…

Me preocupa…

NIVEL 4: REMORDIMIENTO, arrepentimiento y responsabilidad

Lamento haber….

Lamento que…

Quisiera que me perdonaran por…

No fue mi intención…