¿Pero en serio no hay futuro para esta relación? Yo puedo esperar…


Cuando alguien comienza a percatarse por primera vez que la larga lista de infortunios en sus relaciones no es “casual” sino “causal” típicamente empiezan el proceso de salir a buscar ayuda ya sea en personas o libros para tratar de corregir el problema.

Ciertamente las dinámicas tóxicas que caracterizan a las relaciones que se forman entre personas indisponibles emocionalmente son una fuente de sufrimiento y frustración terrible para cualquiera que las vive. Entendamos que el amor es tan necesario en la vida de una persona como la comida y —no encontrarlo— o encontrarlo “intermitente” o “por migajas” es una de las experiencias más dolorosas que se puede vivir.

Naturalmente en la dinámica de “piloto y pasajero” que describí en mi artículo anterior “por qué no sirven las relaciones casuales”, el que suele pedir ayuda es el pasajero que es quien se lleva la peor parte de la relación. Al piloto casi nunca le verás ceder terreno. Su estilo de vida está hecho para protegerse del dolor a partir de dominar las relaciones bajo reglas que le impondrán a la otra persona que les permita evadir todo compromiso y responsabilidad y definitivamente no desearán ayuda porque eso supondría lo contrario a su meta.

Ellos están convencidos que el compromiso, la vulnerabilidad y responsabilidad equivalen a dolor y harán toda clase de despliegues de enojo e intimidación para evitar ser confrontados con temas de ese tipo. Lamentablemente esa “armadura” que se han puesto será la que les haga experimentar dolorosamente las relaciones en lo sucesivo. Después de todo esa misma armadura te impedirá entrar en verdadera intimidad con alguien y experimentar lo que es el amor verdadero. Se quedarán pensando que “el amor no sirve” cuando el problema es que por sus lastimaduras anteriores no saben relacionarse sanamente y vivirán en sus círculos viciosos hasta que se cansen de la soledad o se rindan a vivir por siempre en ese estado.

Para “el pasajero” de la relación lo peor de todo es que puede haber sido criado en el seno de una familia disfuncional por lo que nunca en su vida ha conocido algo mejor que ese tipo de relación y hasta crea que “es normal” sentirse ansioso, nervioso y estresado cuando están en una relación, y por lo mismo se queden en ella esperando prácticamente “un milagro” que naturalmente no puede llegar si las personas que la forman no sanan lo que hay que sanar para que funcione.

Y soportarán relaciones casuales que no les llenan sino vacían, y soportarán traiciones y dejarán que les falten al respeto y darán en exceso sin recibir más que miguitas a cambio y todo en nombre del “amor” porque esperan ese milagro… aun si lo niegan pues su consciente sabe que no hay esperanza pero en inconsciente hay un niño interior que sigue teniendo esperanza infinitamente aunque no se justifique tenerla. Y preguntan con los ojos llenos de lágrimas: “!de verdad no se puede salvar esta relación?”

Yo soy definitivamente de las personas que piensan que el amor sana todo pero creo que la dinámica de relacionarse es algo que muy pocos comprenden como funciona, y aferrarse al sentimiento no cambiará la destrucción que los malos hábitos de relacionarse pueden hacer.

Amar incondicionalmente y relacionarse incondicionalmente son 2 cosas muy distintas!

  • Amar es un sentimiento que crece o se acaba dependiendo de cómo te relaciones

  • Relacionarse es una dinámica de dar y recibir entre las personas que forman una relación, y si está no procura el bien de ambas partes de manera recíproca y se mantiene dentro del cuidado, amor respeto y confianza la relación se vuelve tóxica

Si la otra parte de la relación no va a cambiar su parte de la dinámica como podría tener algún futuro sano próximo esa relación?

Hay que enfrentar la triste realidad en algún punto: a veces se justifica tenerle más paciencia y fe a una relación y otras sólo dejarla puede ser sano…

  • Si tu pareja no está deseosa de encontrar como ayudar para que la relación sea satisfactoria y benéfica para ambos, no desea asumir responsabilidad por los problemas en ella, no desea comprometerse a dar la cara y escucharte y buscar el punto medio entre lo que cada uno necesita entonces es tiempo de despedirse de esa persona y seguir el camino solo.

  • Si tu pareja o tu no dan señales de hacer introspección y darse cuenta de los errores que comete y no participa activamente en buscar soluciones la relación está perdida

  • Si no están ambos dispuestos a enfrentar sus miedos y reajustar las dinámicas con que se relacionan ésta no tiene futuro más que el mismo de siempre… insatisfacción

  • Si ya probaron arreglarlo solos y no cambia nada es tiempo de buscar ayuda, no se puede arreglar con la misma filosofía que la han tenido hasta acá necesitarán nuevas ideas!

  • si no saben cómo relacionarse sin causarse dolor mutuamente, necesitan ayuda y si no la buscan la relación no se arreglará mágicamente

  • Si cada persona no trabaja en sus asuntos personales sin resolver no podrán relacionarse sanamente y de fe no sucederá el cambio. Hay acciones que hacer y no se puede cambiar sin introspección y salir del área de confort de uno. Si no están dispuestos no habrá cambio en la dinámica

  • Si lo que tú crees es que puedes cambiar al otro con amor, estás perdiendo tu tiempo

  • Si crees tener baja autoestima y no estás buscando como subirla te anuncio que no se va poder tener una relación sana

  • Si vas sin control reaccionando a tus emociones y estás acostumbrado a que todo el mundo te aguante lo que sea, te aviso que no estás listo para una relación sana

  • Si te da pavor abrirte porque te podrían lastimar no estás listo para tener una relación

  • Si estás aferrado a una relación que en realidad no te hace feliz pero la aguantas para no estar solo te diré que primero hay que arreglar tu dependencia para que puedas llegar a vivir una relación sana

  • Si no le vas a poner atención a lo que necesita la otra persona y no estás dispuesto a dar de bondad y corazón entonces deberías estar solo

  • Si vas a vivir con una relación pero sin amor mejor déjala

  • Si vas a vivir peleando y no haces nada para resolver no se podrá arreglar.

  • Si la persona ya te ha sido infiel y no está tratando de cambiar es cuestión de tiempo para que lo haga de nuevo

  • Si la persona ya te ha cambiado por otra persona antes lo volverá a hacer

  • Si la persona te deja de hablar cuando la situación lo que requiere para arreglarse es hablar y escucharse déjala ir! Decide optar tu por salir de la dinámica

  • Si la persona no te respeta, cuida, te inspira confianza o confía en ti, y quiere crecer déjala ir, y trabaja en ti antes de empezar otra relación

Si no hay acciones que lleven al cambio personal una relación tóxica jamás se convertirá en una sana. Si estás en este tipo de relación necesitas entender que hay algo en que necesitas trabajar tu y la otra persona también. La única razón por la que encajan ahora es porque cada uno se relaciona como la contraparte ideal de los miedos del otro…

Comprendamos bien la dinámica:

Emocionalmente indisponible significa no estar presente emocionalmente del todo. Es no poder acceder a emociones sanamente, estar emocionalmente distante debido a “barreras” que se construyeron en pro de evitar dolor pero que en realidad nos impiden la intimidad real. Experimentar por completo todas las emociones sea buenas o malas, es evadido porque crean vulnerabilidad, así que los sentimientos se experimentan solo por tiempo limitado y en brotes en lugar de experimentarse como una constante. Indisponible emocionalmente equivale a problemas de intimidad, que se viven por tener miedo a las consecuencias de acercarse emocionalmente a alguien al punto en que perderlos causaría dolor. Estas vulnerabilidades se protegen a través de crear distancia y/o involucrase con personas similares para asegurarse de que el riesgo se minimiza.

A través de esta forma de resguardarse se evade estar disponible realmente, y aun cuando se experimente algún dolor y fracaso en este tipo de relación, no llega a ser la clase o tamaño de dolor que sería si realmente estuviéramos totalmente inmersos en la relación. A nivel profundo existe el reconocimiento de que “de todos modos no iba a funcionar” i la distancia emocional asegura que la persona indisponible no estará jamás del todo presente en la relación.

Y la distancia acaba también por ser física al hacer cosas como desaparecer, desmoronarse, no cumplir con la acción prometida o incluso evitar el sexo.

El truco es que el piloto logra involucrar suficiente al pasajero como para que ése se vuelva “el que lo persiga” es el clásico truco de “tirar la carnada y esperar a que muerda el azuelo” de allí en adelante el pasajero llenará de fantasía la relación obsesionándose con un potencial que “ve” pero que en realidad no existe más que en su imaginación. Pasando por alto la verdadera naturaleza del comportamiento del piloto que a veces puede ser la de un verdadero cínico. La razón de por qué el pasajero persigue al piloto es simple: el hecho de que le aparten detona sus reflejos de huir/luchar y entonces tiene demasiado miedo como para dejar la relación, así que lucha por ella aun si no hay mucho por que luchar. Y persigue al piloto porque siempre piensa que algo va a cambiar… enfocado en el comportamiento inicial de la relación: “el anzuelo” piensa que talvez “hizo algo mal” pero ahora lo hará bien cuando en realidad lo que está demostrando con su lucha es una autoestima débil. Y es que el piloto parece tan atractivo también porque el pasajero también está realmente indisponible. Le apuesta a lo platónico para evitar confrontar sus propios miedos.

Qué saca “el piloto” de esta relación?

  • El piloto logra llenar sus necesidades sin llenar las de nadie más acomodando su idiosincrasia y caprichos como reglas sin tener que rendir cuentas. Se acercará y se aleja según desee y considere “seguro”, a veces dulce a veces frío, alternando solo lo suficiente para que la relación no muera del todo, tendrá al pasajero muerto(a) de hambre, desconcertada deseando más culpándose por el fracaso de la relación y aprovechará esa “culpa del pasajero” para mantener la relación bajo sus términos, no cumplirá lo que ofrece porque solo ofrece para que la relación tenga lo mínimo para poder entrar y salir de ella, tratará de saltar directo a las partes que ofrezcan diversión en la relación sin que puedan realmente conocerse, mantendrá oculta su historia, adora las relaciones casuales y cuando esté seguro de que el pasajero ya está “dentro” será quien estipule que no quiere nada con compromisos, si el pasajero “se baja” aparecerá casualmente en otro momento solo para repetir otra vez la misma dinámica, usará los “estoy muy ocupado(a)” para evitar rendir cuentas o enfrentar problemas o resolver expectativas no llenadas. El piloto es egoísta y no se preocupa por los sentimientos ajenos, los considera responsabilidad de la otra parte y no está interesado en involucrarse en ellos. Solo piensa en sus intereses. El piloto asume que actúa como actúa porque no ha encontrado a la mujer adecuada cuando en realidad el problema es que su resistencia viene realmente de sus propios miedos a sentir dolor.

  • Al igual que los pasajeros los pilotos viven en el miedo aun cuando parecen en control de todo, para ellos el compromiso e intimidad son percibidos como una amenaza. Y no es que ellos mismos sean conscientes del todo de lo que intentan evadir, simplemente aprendieron en alguna experiencia pasada a asociar una connotación negativa a algunas emociones, percibiendo como “dramáticas” aquellas que les disgustan, sintiendo que si son necesitados, deseados, esperado más de lo que ellos quieren ofrecer entonces debe deberse a que el/la pasajero es demasiado “necesitado” encontrando difícil empatizar, volviéndose egoístas en respuesta, sintiendo miedo a ser abandonados, quedándole tan poca fe en la gente que llevarán asuntos sin resolver acerca de “confianza” a cualquier relación que tengan.

Qué saca “el pasajero” de esta relación?

  • El pasajero esta indisponible también y consigue el “golpe de inspiración” de la relación cuando el piloto le ofrece el anzuelo inicial solo para retirarlo después. Tiene problemas de autoestima por lo que tolera el maltrato del piloto por estar acostumbrado a ser tratado sin consideración. El pasajero está acostumbrado a protegerse de la vulnerabilidad a través de mantener a nivel platónico la “relación”, cuando rompen siguen de amigos, evadiendo finales definitivos para que no duela del todo, evaden el rechazo a través de volver a recibir al piloto en sus vidas aun si su comportamiento anterior ha sido totalmente nefasto. No creen en los finales, creen que solo le están dando “espacio” al otro, creen que es normal estar yendo y viniendo repetitivamente con la misma persona, tienen terror de estar solos(as), creen ser simplemente “desafortunados en el amor”, recurren a historias de “mejores amigos” para justificar lo mucho que invierten en la relación, evaden conflicto a toda costa porque temen ser abandonados por lo que son los candidatos perfectos para soportarlo todo. Algunos incluso aceptarán una tercera persona “para los días de lluvia” y aceptarán que el piloto se vaya tras otras personas solo para enfrentar el dolor demoledor después de ser reemplazados, y aun delante de esta situación tratarán de anular sus propios sentimientos fingiendo que no les importa aunque estén muriendo realmente, van y vienen de otras relaciones para entretenerse mientras les vuelven a poner atención, saben que el piloto no quiere una relación pero invertirán casi todo su tiempo en él, sobre-estiman el interés que tiene el piloto en ellos/ellas para poder mantener la dinámica de lo platónico.

Lamentablemente entender qué pasa y qué hay que hacer es distinto a poder hacerlo, a veces ese niño interior que llevamos (que es el lastimado real de todo esto) es el que está manejando el timón de nuestra vida y por eso aun si sabemos todo esto puede que no podamos hacer lo que hay que hacer!

Si el mayor obstáculo para que hagas lo que hay que hacer eres tú mismo, definitivamente necesitarás ayuda para desprogramar tus reacciones automáticas de miedo que te lleva a evadir y programar unas sanas nuevas. Eso si, habrá que enfrentar lo que haya que enfrentar…

Pero ten siempre en mente que —Más vale solo que mal acompañado— y ningún dolor es permanente, todo pasa! Y esto también pasará si decides dejar de tratar de huir del dolor y te animas a enfrentar esas realidades de las que has estado huyendo.

¿Cómo romper el ciclo?

  • Presta atención a las acciones y no a las palabras

  • Bajo ninguna circunstancia aceptes que alguien desaparezca y aparezca en tu vida periódicamente

  • No le permitas a alguien que regrese como si nada hubiera pasado a retomar la relación sin arreglar lo que sea que haya sido el problema

  • Nunca los persigas, si no responden déjalos ir para siempre!

  • Dale importancia a tus propios sentimientos, tienes todo el derecho a reclamar cuando el otro no se comporta decentemente en la relación

  • Trabaja en ser independiente y tener una vida autosuficiente para que no tengas dependencias que te hagan aferrar a relaciones que no te hacen bien y puedas aportar a una donde haya salud y amor real

  • Enfócate en superar tus miedos y mejorar tu autoestima y entendimiento de los límites en una relación sana y no en “mejorar para esta relación” esta relación no será donde experimentes realización! Será en otra!

¡Cuando tu estés disponible encontrarás a otro disponible para tener una relación de amor, cuidado respeto y confianza!

MERCATIVOS te ofrece varios caminos para aprender la inteligencia emocional que puedes estar necesitando para dejar de repetir tus círculos viciosos de siempre y lograr tus metas deseadas, si quieres ayuda con esto ve a nuestro sitio web: e infórmate en la sección de COACHING de las opciones disponibles.

#inteligenciaemocional #corazonesrotos #indisponibleemocionalmente

Suscríbase

para obtener actualizaciones

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2020  by   Mercativos

¿Pedidos o más información? ...

(+502) 4150-6439