¿Pero en serio no hay futuro para esta relación? Yo puedo esperar…


Cuando alguien comienza a percatarse por primera vez que la larga lista de infortunios en sus relaciones no es “casual” sino “causal” típicamente empiezan el proceso de salir a buscar ayuda ya sea en personas o libros para tratar de corregir el problema.

Ciertamente las dinámicas tóxicas que caracterizan a las relaciones que se forman entre personas indisponibles emocionalmente son una fuente de sufrimiento y frustración terrible para cualquiera que las vive. Entendamos que el amor es tan necesario en la vida de una persona como la comida y —no encontrarlo— o encontrarlo “intermitente” o “por migajas” es una de las experiencias más dolorosas que se puede vivir.

Naturalmente en la dinámica de “piloto y pasajero” que describí en mi artículo anterior “por qué no sirven las relaciones casuales”, el que suele pedir ayuda es el pasajero que es quien se lleva la peor parte de la relación. Al piloto casi nunca le verás ceder terreno. Su estilo de vida está hecho para protegerse del dolor a partir de dominar las relaciones bajo reglas que le impondrán a la otra persona que les permita evadir todo compromiso y responsabilidad y definitivamente no desearán ayuda porque eso supondría lo contrario a su meta.

Ellos están convencidos que el compromiso, la vulnerabilidad y responsabilidad equivalen a dolor y harán toda clase de despliegues de enojo e intimidación para evitar ser confrontados con temas de ese tipo. Lamentablemente esa “armadura” que se han puesto será la que les haga experimentar dolorosamente las relaciones en lo sucesivo. Después de todo esa misma armadura te impedirá entrar en verdadera intimidad con alguien y experimentar lo que es el amor verdadero. Se quedarán pensando que “el amor no sirve” cuando el problema es que por sus lastimaduras anteriores no saben relacionarse sanamente y vivirán en sus círculos viciosos hasta que se cansen de la soledad o se rindan a vivir por siempre en ese estado.

Para “el pasajero” de la relación lo peor de todo es que puede haber sido criado en el seno de una familia disfuncional por lo que nunca en su vida ha conocido algo mejor que ese tipo de relación y hasta crea que “es normal” sentirse ansioso, nervioso y estresado cuando están en una relación, y por lo mismo se queden en ella esperando prácticamente “un milagro” que naturalmente no puede llegar si las personas que la forman no sanan lo que hay que sanar para que funcione.

Y soportarán relaciones casuales que no les llenan sino vacían, y soportarán traiciones y dejarán que les falten al respeto y darán en exceso sin recibir más que miguitas a cambio y todo en nombre del “amor” porque esperan ese milagro… aun si lo niegan pues su consciente sabe que no hay esperanza pero en inconsciente hay un niño interior que sigue teniendo esperanza infinitamente aunque no se justifique tenerla. Y preguntan con los ojos llenos de lágrimas: “!de verdad no se puede salvar esta relación?”

Yo soy definitivamente de las personas que piensan que el amor sana todo pero creo que la dinámica de relacionarse es algo que muy pocos comprenden como funciona, y aferrarse al sentimiento no cambiará la destrucción que los malos hábitos de relacionarse pueden hacer.

Amar incondicionalmente y relacionarse incondicionalmente son 2 cosas muy distintas!

  • Amar es un sentimiento que crece o se acaba dependiendo de cómo te relaciones

  • Relacionarse es una dinámica de dar y recibir entre las personas que forman una relación, y si está no procura el bien de ambas partes de manera recíproca y se mantiene dentro del cuidado, amor respeto y confianza la relación se vuelve tóxica

Si la otra parte de la relación no va a cambiar su parte de la dinámica como podría tener algún futuro sano próximo esa relación?

Hay que enfrentar la triste realidad en algún punto: a veces se justifica tenerle más paciencia y fe a una relación y otras sólo dejarla puede ser sano…

  • Si tu pareja no está deseosa de encontrar como ayudar para que la relación sea satisfactoria y benéfica para ambos, no desea asumir responsabilidad por los problemas en ella, no desea comprometerse a dar la cara y escucharte y buscar el punto medio entre lo que cada uno necesita entonces es tiempo de despedirse de esa persona y seguir el camino solo.

  • Si tu pareja o tu no dan señales de hacer introspección y darse cuenta de los errores que comete y no participa activamente en buscar soluciones la relación está perdida

  • Si no están ambos dispuestos a enfrentar sus miedos y reajustar las dinámicas con que se relacionan ésta no tiene futuro más que el mismo de siempre… insatisfacción

  • Si ya probaron arreglarlo solos y no cambia nada es tiempo de buscar ayuda, no se puede arreglar con la misma filosofía que la han tenido hasta acá necesitarán nuevas ideas!

  • si no saben cómo relacionarse sin causarse dolor mutuamente, necesitan ayuda y si no la buscan la relación no se arreglará mágicamente

  • Si cada persona no trabaja en sus asuntos personales sin resolver no podrán relacionarse sanamente y de fe no sucederá el cambio. Hay acciones que hacer y no se puede cambiar sin introspección y salir del área de confort de uno. Si no están dispuestos no habrá cambio en la dinámica

  • Si lo que tú crees es que puedes cambiar al otro con amor, estás perdiendo tu tiempo

  • Si crees tener baja autoestima y no estás buscando como subirla te anuncio que no se va poder tener una relación sana

  • Si vas sin control reaccionando a tus emociones y estás acostumbrado a que todo el mundo te aguante lo que sea, te aviso que no estás listo para una relación sana

  • Si te da pavor abrirte porque te podrían lastimar no estás listo para tener una relación

  • Si estás aferrado a una relación que en realidad no te hace feliz pero la aguantas para no estar solo te diré que primero hay que arreglar tu dependencia para que puedas llegar a vivir una relación sana

  • Si no le vas a poner atención a lo que necesita la otra persona y no estás dispuesto a dar de bondad y corazón entonces deberías estar solo

  • Si vas a vivir con una relación pero sin amor mejor déjala

  • Si vas a vivir peleando y no haces nada para resolver no se podrá arreglar.

  • Si la persona ya te ha sido infiel y no está tratando de cambiar es cuestión de tiempo para que lo haga de nuevo

  • Si la persona ya te ha cambiado por otra persona antes lo volverá a hacer

  • Si la persona te deja de hablar cuando la situación lo que requiere para arreglarse es hablar y escucharse déjala ir! Decide optar tu por salir de la dinámica

  • Si la persona no te respeta, cuida, te inspira confianza o confía en ti, y quiere crecer déjala ir, y trabaja en ti antes de empezar otra relación

Si no hay acciones que lleven al cambio personal una relación tóxica jamás se convertirá en una sana. Si estás en este tipo de relación necesitas entender que hay algo en que necesitas trabajar tu y la otra persona tambi